Antiguo relato

Bueno, para comenzar con esto que no tengo mucha idea de qué es realmente publico un relato bastante viejito, me da fiaca corregir los horrores ortográficos que doy fe ahora no tengo (???) así que los dejo así como estan para que el texto no pierde la frescura de aquellos años en los que era un pelotudo no tan perfeccionado como ahora.

Hambre

Domingo lluvioso, frío, feo. Diez de la noche, la casa sóla; apago el ampli, guardo la guitarra, me pongo “ausente” y me voy a la cocina, el estómago pide a gritos tener algo dentro para poder llevar a cabo algún que otro movimiento peristáltico. Abro la heladera, no es un desierto pero tampoco está muy distante (si tuviera un pingüino cerca me lo comería porque yo no soy de greenpeace!). Abro el freezer y diviso unas milanesas de pollo congeladas, se ven ricas hasta crudas, me separo dos bien grandes, pongo aceite en una fuente para que no se pegoteen en ella. Saco dos papas grandes y dos chicas, abro la canilla, las lavo, con sumo cuidado las pelo, desperdiciando aproximadamente un 35% de cada papa (pelar papas definitivamente no es lo mío), ya a esta altura mi estómago gruñe (si si, como enjaulado!), pongo las papas en un plato y las corto en cuadraditos, me hago un pequeño tajo en el dedo que comienza a sangrar, pero mucho no importa es más fuerte la molestia que produce el hambre que la que produce el dolor (ay!, si los políticos argentinos estuvieran al tanto de esto!). Finalmente observo la fuente con las dos milanesas en el centro y alrededor las papas perfectamente cortadas en cuadraditos, le saco la mancha de sangre a una que estaba en la punta y vuelvo a observar la fuente, se ve tan linda, es toda una obra de arte. Todo está listo, con un movimiento prácticamente automático giro 360º hacia el pasaplatos estiro mi brazo para tomar el encendedor pero no se encuentra allí. Miro nuevamente la fuente y le digo: “tranquila amiga, ya casi estamos”. Sigo buscando pero definitivamente en el pasaplatos no se encuentra el encendedor, que ya a esta altura es el “maldito encendedor”. Pienso, pienso, pienso, ¿dónde carajo puede estar? la respuesta fue instantánea, arriba del lavarropas! voy hacia allí, revuelvo entre los broches, paquetes de galletitas empezados y demás cosas que hay ahí pero del maldito encendedor ni noticas. Ya no sentía tanto frío como hace un rato cuando todavía la guitarra estaba encima mío, el ampli estaba prendido y yo estaba “conectado”. Voy hacia la mesa pensando en que soy muy boludo, seguramente está arriba de la mesa, ¿dónde sino? pero para mi satisfacción (¿satisfacción?) no soy muy boludo, ya que el maldito encendedor no estaba allí, ya a esta altura el maldito encendedor comenzaba a ser el “encendedor hijo de re mil putas”. Cuál mecanismo de maquinaria automática, mi cerebro mandaba ordenes a mis cuerdas bocales de que pronunciaran todo tipo de insultos hacia mi madre, si, hacia mi madre… qué tendrá que ver ella en todo ésto se preguntaran…simple, ella fuma, por lo tanto además de acortar su estadía en el mundo de los seres que inhalan y exhalan aire, necesita un encendedor hijo de re mil putas para poder satisfacer su necesidad de fumar. Por lo tanto mi cerebro necesita insultarla para no aceptar que no tuvo la lucidez de dar órdenes a mi cuerpo para que se dirija hacia un kiosko a comprar un encendedor hijo de re mil putas para prever este tipo de situaciones que se dan bastante a menudo.
Ya mucho no puedo seguir hablando de mi cerebro ya que en este momento la parte de mi cuerpo que está dominando mi accionar es mi estómago. Me pregunto a mi mismo si habré buscado bien en el pasa platos pero con sólo volver a mirar allí descubro que por mucho que desee que un encendedor hijo de re mil putas se materialice allí, ésto no iba a ocurrir. Ultimo recurso, quizás mi hermano tiene algún encendedor olvidado en la repisa de la habitación, voy hacia allí y… Bingo! (eso quizás es lo mismo que está gritando mi mamá en estos momentos, ojalá así tiene dinero para poder comprar muchos encendedores hijos de re mil putas!) Un hermoso y reluciente encendedor del color de la esperanza está apoyado junto a un paquete de cigarrillos olvidado en la repisa, lo tomo cual si fuera la copa del mundo y corro hacia el horno, de pasada le digo a la fuente que esperaba allí quietita: “Ahora si, por fin”, abro la puerta del horno, giro la perilla del gas, estiro el brazo dentro del horno y enciendo el encendedor, que ahora ya no era el “encendedor hijo de re mil putas” sino que era “mi amigo el encendedor”. No pasa nada, mi amigo el encendedor no prende, “debe ser por los nervios” pienso… giro la perilla del gas, espero dos minutos y vuelvo a intentar pero nada… mi amigo el encendedor sigue sin encender, luego de tres intentos más, la casa ya olía a estación de servicio y mi amigo el encendedor volvió a ser “el encendedor hijo de re mil putas”. Ya no se si reír o llorar, parece irreal el hecho de que mi salud estomacal dependa de un fucking encendedor (lease también un “encendedor hijo de re mil putas”).
Vuelvo a mirar la fuente, “crudas no se ven tan feas” pensé… pero no, no podía hacer algo así aunque la única persona que conozco de la cuál se comenta que comió carne totalmente cruda hoy es un símbolo, su cara está en todas las remeras, es como un Dios o más bien es como el ángel de los desangelados…pero eso no viene al caso yo no pienso comer las milanesas crudas. Parece mentira que el ser humano sea tan estúpido de cometer varias veces el mismo error, no es la primera vez que mi mamá se va y junto a ella se va el encendedor y junto a ambos se va mi posibilidad de cenar pero bueno… meto la fuente en la heladera, vuelvo a ponerme “conectado” y tecleo: http://www.mcdonalds.com, quizás hay alguna fotito que me haga fantasear con una hamburguesa con queso o con cualquier cosa que me aleje de comerme las milanesas crudas aunque pensándolo bien…no se ven tan feas crudas!

3 comentarios to “Antiguo relato”

  1. gisela Says:

    Me gustó mucho tu blog, en especial este relato. Me atrapó la manera de redactar, muy bueno de nuevo.
    Llegué de casualidad chusmeando en taringa.

    Besos

  2. chema! Says:

    gonzaa esta pagina es tuyaa???

    jaja me estallo leyendo estas cosas…..sos el ams grandeeeeeeeeeeee!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: